RÉGIMEN DE CONVIVENCIA. AÑO 2011.

  1. A) FUNDAMENTACIÓN.

“Cuando la convivencia escolar es concebida como problemática educativa, como construcción colectiva, efecto de una relación entre el/los sujeto/sujetos y la escuela ya no como un conjunto de dificultades individuales de quienes aprenden, las zonas de sombra de la comprensión del problema comienzan a hacerse visible” (M. Beatriz Greco)

El proceso de institucionalización  de  una Escuela, implica la puesta en “funcionalidad” la cual no es sin una ley que la atraviese y la represente como tal. En este sentido como Institución hacemos lugar a la posibilidad de construir un Documento que nos permite contar con las apreciaciones de los actores que conforman la comunidad educativa del Colegio Nacional Agrotécnico “Ing. Julio César  Martinez”  con respecto a las normas que regularán la Convivencia.

En esta época en la que vivimos,  hay experiencias que nos indican que estos procesos de construcción se hacen necesarios, ya que corren tiempos en los que la eficiencia, la evaluación de aptitudes, lo inmediato, lo obvio, hacen de pantalla a la “Reflexión”. En vez de pensar se mide, en vez de escuchar se moraliza; no se buscan causas sino que se actúa, no hay atención hacia la lectura de los detalles, de lo singular sino que se homogeniza.

Por lo tanto consideramos que la “convivencia escolar” alude a los modos de entablar las relaciones de convivencia, tanto en la definición prescriptiva de normas desde el reglamento como en las definiciones cotidianas que los alumnos y docentes construyen en sus relaciones al margen de lo prescripto.

Para potenciar la significatividad del desarrollo de los procesos de enseñanza y aprendizaje, principal  objetivo de la escuela, es necesaria la internalización, el respeto y el cumplimento de las normas construidas por consenso de los miembros de esta comunidad educativa involucrados en el proceso educativo. Para lo cual,  la propia reflexión sobre el lugar del docente como adulto educador, es fundamental, un saber que se liga a los gestos  y actitudes, y un saber ligado a lo que otros pueden enseñar y aportar en la construcción de una “autoridad democrática”.

Esto significa reconocer las profundas transformaciones culturales y sociales pero también implica poder reafirmar la función adulta en la transmisión cultural, repensando la autoridad no como mandato incuestionable sino como acto particular, responsable que posibilite analizar. En este sentido consideramos que la función de  la Escuela implica entenderla como la posibilidad de operar en la transmisión  de una legalidad que oriente a los sujetos que aloja en las coordenadas históricas y culturales actuales.

La escuela como toda institución simbólica está marcada por normas y pautas que remiten a la Ley y precisamente tener autoridad supone que uno se somete también a esa Ley. La Escuela no sólo es el único ámbito de aprendizaje y socialización, tampoco es portadora de una cultura escolar única y uniforme. Es decir que desde esta perspectiva la Escuela se considera  un espacio de producción cultural, entendida como proceso de construcción de significados, apropiados en contextos cotidianos y variables. Se produce así, una actividad continua entre instituciones y sujetos que posibilitará una relación en la que no caben significados y prácticas unívocas, ni identidades perfiladas de una vez para siempre, dentro de este contexto se incluye el presente Régimen de convivencia.

Este marco regulara las relaciones de los miembros de la comunidad, respetando las disposiciones normativas tales como: la Ley 223, el Anteproyecto de Ley Provincial y el Reglamento Institucional que rige la UNdeC para este Colegio. Tales disposiciones hacen a la responsabilidad de los adultos, sean docentes o no docentes. Por ello es importante destacar que las trasgresiones al mismo serán contempladas y analizadas según corresponda. Así las incurridas por los alumnos serán aquellas que se contienen en este Régimen, mientras que los adultos serán alcanzados por las normas que rigen la actividad docente y el Régimen Jurídico Básico de la Función Publica.

 El presente Documento regirá para el año lectivo 2011, y será factible de ser analizado y revisado según corresponda para el ciclo siguiente.

  1. B) NORMAS PARA  LA CONVIVENCIA

Estas normas son de aplicación para toda la comunidad educativa. 

B.1-Respetar y colaborar en el desarrollo de las tareas escolares.

B.2-Ser solidario y respetar la diversidad  y/o pluralidad expresada en la      comunidad  educativa y en la comunidad en general.      

B.3-Ser y hacerse responsable de sus actos, tanto individuales como colectivos.

B.4-Buscar la máxima fidelidad en la transmisión de mensajes  orales y escritos.

B.5-Ser responsable de la comunicación tanto oral como escrita que se brinda a los  demás.

B.6-Colaborar en el cuidado y mantenimiento de la higiene de todo el ámbito escolar.

B.7-Mantener y preservar la planta edilicia, los muebles, útiles y material didáctico.

B.8-Colaborar para el real ejercicio de la convivencia en el aula, respetando el derecho al  estudio y colaborando en el intercambio productivo de conocimientos.

  1. C) CRITERIOS DE APLICACIÓN:
  1. Utilización del diálogo como metodología para la identificación y resolución de los problemas de convivencia.
  2. Análisis y reflexión sobre las situaciones conflictivas y sus causas y posibilidades de prevención.
  3. Contextualización de las transgresiones.
  4. Respeto irrestricto a la dignidad e intimidad de las personas.
  5. Garantía del derecho a ser escuchado y a formular descargo.
  6. Valoración del sentido pedagógico de la sanción.
  7. Reconocimiento y reparación del daño u ofensa a personas y/o bienes de la escuela o miembros de la comunidad educativa por parte de la persona y/o grupos responsables.
  8. Garantía del derecho a la información de los alumnos/as pasibles de sanción y a sus padres o tutores/as durante el proceso de decisión y una vez aplicada alguna sanción.
  1. D) CONSEJO DE CONVIVENCIA. Composición.
  • Este apartado se refiere al Título IV del Consejo Escolar de Convivencia: Capítulo I. De su constitución. Ley 223.  
  • Si bien  el Consejo escolar de convivencia no ha sido conformado todavía, si se ha considerado dejar planteado en el presente Documento, aquellos aspectos más importantes para su futura reglamentación en el Ciclo lectivo 2011
  • Equipo de Conducción. (l)
  • Representante de Gabinete de Orientación Educativa.
  • Profesores del nivel. (2)
  • Preceptores. (1)
  • Padres. (2)
  • Alumnos. (2)
  • Centro de Estudiantes. (l)

 La elección de los miembros del Consejo se realizará por voto directo y secreto.  En el caso de Preceptores y Profesores, la elección se realizará durante  los primeros treinta (30) días de iniciado cada ciclo lectivo. Aquellos profesores y/o preceptores, que tuvieran hijos  en el establecimiento, solo podrán postularse por su cargo docente y siempre que sus hijos no lo hicieran como alumnos.

En el  caso de los alumnos, uno de ellos deberá ser representante de la Comisión Directiva del Centro de Estudiantes. Los otros dos deberán  ser elegidos  por el voto directo y secreto de los delegados de cada curso. Uno de ellos representará a los alumnos de 1° a 3er. año, el otro será representante de los alumnos de 4° y 5° año.

  1. E) Condiciones para integrar el Consejo de Convivencia:
  • Los docentes, acreditar un (1) año de antigüedad.
  • Los alumnos regulares matriculados e integrantes del Centro de Estudiantes, carecer de antecedentes disciplinarios desfavorables y acreditar un buen rendimiento académico (se entiende por buen rendimiento académico el alumno que promedia como nota mínima 6 (seis) en todas las materias).
  • Los padres o representantes de los alumnos, haber permanecido sus hijos en la institución por, al menos, dos (2) años consecutivos previos al período de la postulación, teniendo en cuenta la evaluación de sus representados en los términos mencionados en el inciso anterior. Los padres que integren el Consejo deberán manifestar conocimiento y adhesión al Perfil de la Escuela y su PEI (proyecto Educativo Institucional). Sin perjuicio de las funciones del Consejo Escolar de Convivencia, según la importancia y urgencia del caso, a exclusivo criterio del Director, podrán ser convocados los siguientes:
  • Consejo de Aula: que se integra con el preceptor de curso, un profesor y un alumno, y es asistido por el asesor pedagógico o por una autoridad escolar.
  • Consejo de Profesores de Curso que se integra con todos los docentes del curso.
  • Consejo de emergencia presidido por el Director/ Rector e integrado por un representante de los profesores, alumnos y padres convocados por aquel, aun cuando no pertenezca al Consejo de Convivencia. El Director, puede ser asistido por el asesor pedagógico, o psicopedagogo si el primero no existiere.
  • Consejo Consultivo, integrado por los coordinadores de áreas, orientación, especialidad.
  1. F)   CONSEJO DE CONVIVENCIA: Funciones
  • Dictar y modificar el reglamento interno para su funcionamiento.
  • Asegurar la participación real y efectiva de todos los sectores de la comunidad       educativa  en la elaboración de las  normas de convivencia a  fin de lograr el mayor    consenso.
  • Elaborar las normas de convivencia del establecimiento educativo, en el marco de  los principios establecidos en la Ley Nro. 223  y su Reglamentación, en el Anteproyecto de Ley provincial y en el Reglamento Institucional.
  • Garantizar la difusión de las normas   de convivencia a toda la comunidad        educativa.
  • Analizar y revisar al menos anualmente las normas de convivencia, y proponer         modificaciones  a las mismas tomando en consideración las  propuestas de los         sectores  representados en su  seno.
  • Promover la creación de otros organismos de participación, tales como Consejos de   curso, Centro de Estudiantes.
  • Promover la intervención del Gabinete de Orientación Educativa como órgano de mediación en aquellas problemáticas que lo requieran.
  • Articular el sistema de convivencia educativa con el Proyecto Educativo  Institucional.
  • Resolver y  proponer las sanciones ante las transgresiones a las normas de    convivencia que sean remitidas a su consideración, según lo establecido en el       Artículo 10 de la Ley Nro. 223 y   Artículo 9 de su Reglamentación.
  • Elaborar estrategias de prevención de los problemas de convivencia y generar los     espacios y acciones para prevenir el surgimiento de nuevos conflictos.
  • Proponer diferentes actividades curriculares y extracurriculares tendientes a     promover la convivencia.
  • Desarrollar instancias de mediación en aquellos conflictos no previstos en el marco    sancionatorio de este Régimen.
  1. G)

Se consideran conductas por  medio de las cuales se transgreden las disposiciones de este Régimen, las siguientes, sin perjuicio de las que correspondan a otras faltas que pudieran cometerse:

G.1-Ofender o agraviar los símbolos patrios, religiosos, étnicos, de género, y/o las Instituciones democráticas.

G.2-Agredir física o verbalmente a los integrantes de la comunidad educativa.

G.3-Atentar contra la integridad sexual  de cualquier integrante de la Institución.

G.4-Dirigirse de modo irrespetuoso. (o sea que transgrede las normas propias de cada situación de comunicación.)            

G.5-Desconocer la autoridad de los docentes.

G.6-Romper, deteriorar o ensuciar las instalaciones del patrimonio y del Establecimiento, así como los materiales escolares de cualquier miembro de la comunidad educativa.

G.7-Introducir armas de todo tipo y/o réplicas. Utilizar elementos o útiles punzo cortantes de uso escolar con fines amenazantes y/o agresivos.

G.8-Promover y/o protagonizar desórdenes durante del horario del almuerzo: jugar con los cubiertos, con los alimentos, no colaborar con el orden y la limpieza del comedor. Se considera importante fortalecer desde este espacio normas de convivencia, hábitos saludables, cuidado de la higiene.

G.9-Promover y/o protagonizar desórdenes dentro del Establecimiento, así como en el ingreso o egreso del mismo.

G.10-Falsificar y/o destruir cualquier tipo de documentación o falsear datos.

G.11-Retirarse del Establecimiento sin autorización o permanecer en él fuera del horario y/o calle o vereda de la Escuela en el horario de clases.

G.12Permanecer fuera de los Talleres y/o campo de práctica durante el horario de clase.

G.13-Maltratar a los animales y/o plantas.

G.14-Uso no autorizado de insumos, máquinas y herramientas durante y luego del horario de clases.

G.15-Utilizar insumos, máquinas y herramientas sin tener la vestimenta y/o medida de seguridad adecuada.

G.16-Jugar o agredir a compañeros con herramientas y/o productos durantes las tareas prácticas.

G.17-Estar fuera y/o retirarse del aula sin autorización del docente a cargo durante los  horarios de clase o en horas libres.

G.19-Impedir o perturbar el normal desarrollo de las clases o de otras actividades escolares.

G.20-Apropiarse con o sin violencia de objetos ajenos.

G.21-Asumir actitudes ofensivas que no se adecuen a la vida escolar. Ejemplo: burlas, apodos que se vinculen a exaltar descalificaciones por género, etnia, raza y/o aspecto físico.

G.22-Organizar y promover inasistencia colectiva a clase y/u otra actividad organizada por la escuela, sin autorización, consentimiento y/o conocimiento de los padres.

 

G.23-Promover o instigar actos colectivos de violencia: física y/o psicológica, ya sea que se utilicen los canales orales o físicos para violentar a un alumno o actor institucional como la utilización “virtual”, por ejemplo: las redes sociales, mail, chat, mensajes de textos.

 

G.24-Llevar explosivos y hacer daño

 

G.25-Amenaza de bomba.

 

G.26-Toma del colegio.

 

G.27-Esparcir sustancias tóxicas o corrosivas dentro de la institución.

 

G.28-Alarma injustificada de bomba y/o incendio.

 

G.29-Incendio parcial o total de bienes muebles o inmuebles de la institución y/o de los miembros de la institución educativa.

 

G.30-No respetar las normas de presentación escolar: aseo y vestimenta. El alumno deberá ingresar, permanecer y transitar por el Establecimiento, así como en actividades extra-programáticas dentro del horario escolar con: Jean – Camisa Blanca – Campera Verde y Zapatillas negras. En los Talleres: Camisa y Pantalón de Grafa (color beige) –  Borcegos y Sombrero. A Educación Física: Equipo de Gimnasia. Los alumnos podrán utilizar cuando los fenómenos meteorológicos así lo requieran una prenda de abrigo sobre el uniforme, la misma no podrá poseer  inscripciones como las arriba señaladas.

G.31-En el horario de Educación Física la vestimenta se adecuará a las exigencias deportivas. En este caso se considerará vestimenta inadecuada el uso de prendas con inscripciones de clubes deportivos y/o de ideología política y/o cualquier otra que resulte ofensiva para cualquier miembro de la comunidad educativa por su contenido o vocabulario.

 

G.32-Bajo determinadas circunstancias se autorizará excepcionalmente el no uso del uniforme dentro del aula. En ese caso se considerará vestimenta inadecuada el uso de:Vestimenta transparente, musculosas y/o prendas con inscripciones de clubes deportivos y/o de  ideología política y/o cualquier otra que resulte ofensiva para cualquier miembro de la comunidad educativa por su contenido o vocabulario.

G.33-Condicionar el normal horario de partida del transporte llegando tarde. Cada padre es responsable de llevar en tiempo y forma a sus hijos al transporte y en caso de llegar tarde y el transporte  ha partido, el padre deberá trasladar a su hijo  hasta el establecimiento por sus medios. Se considera transgresiones al presente Régimen, todos actos de indisciplina, de agresión o violencia causado a compañeros, chofer a cargo y al vehículo, durante el viaje de ida y de regreso a la Escuela, teniendo en cuenta que durante ese lapso de tiempo ya se considera horario escolar.

G.34-Utilizar objetos de valor o elementos ajenos al ámbito escolar (cámara fotográfica, teléfono celular, Mp3, 4, auriculares, etc) por los que la Institución no se responsabiliza, excepto que hubiese previa autorización del docente a cargo para uso didáctico.

G.35-No devolver  el boletín de calificaciones cuando corresponda, debidamente firmado.

G.36-No informar a la escuela las situaciones de enfermedades de notificación obligatoria.

G.37-Consumir alimentos en el aula en horas de clases. 

G.38-Fumar, consumir bebidas alcohólicas, sustancias tóxicas, dentro del establecimiento y en circunstancias en las cuales el alumno porte el uniforme escolar.

G.39-Utilizar MP 3,4, celular, cámara fotográfica, discman y otros elementos similares en las horas de clases. En horas libres,  se podrán usar con previa autorización de la Dirección.

Teniendo en cuenta el artículo 10º del Anteproyecto de Ley provincial, el cual establece que los actos de indisciplina generados por los alumnos deberán establecerse en el Régimen, clasificados de la siguiente manera: Faltas leves, serias y graves. En el presente Régimen se establece que cada situación de transgresión será evaluada individualmente y de acuerdo con las circunstancias, antecedentes y consecuencias del caso. Para lo cual se aplicará, según los consensos de los diferentes actores institucionales, dos criterios reguladores para dar operatividad a dicha clasificación: la intencionalidad o no en los actos de transgresión y la recurrencia y/o frecuencia de los mismos. Con respecto al criterio “intencionalidad o no de los actos”,  es importante destacar que la misma será valorada por el adulto implicado en la situación a resolver. Se considerará para dicha valoración otras variables como: la contextualización de la transgresión y la trayectoria escolar del alumno.

  1. H) SANCIONES

 Conforme a lo establecido en  el Capitulo II  de la Ley  Nro. 223 artículo 9° las sanciones, de aplicación a los alumnos, son:

H.1- Apercibimiento oral.

H.2-Apercibimiento escrito.

H.3-Realización de acciones reparatorias en beneficio de la comunidad escolar.

H.4-Cambio de división. (En  Disposiciones aclaratorias respecto de las sanciones)

H.5- Separación transitoria o temporal.

H.6-Separación  por el resto del año  calendario en curso ( incluye mes de diciembre)

H.7-Separación por el resto del año escolar ( incluye diciembre/ febrero – marzo)

H.8-Separación definitiva del establecimiento.

En términos generales e interpretando la pertinencia, el análisis de   las circunstancias y los dos criterios antes mencionados de: intencionalidad y recurrencia de actos de transgresión es que se determinará en cada caso la gravedad de la falta.

Las Sanciones son acumulativas: se considera sanciones acumulativas por el plazo de 2 (dos años) años la caducidad de las mismas,  en los casos en los que el alumno haya incurrido en 2 (dos) Actas según lo fundamentado en el Reglamento Institucional. El alumno podrá contar en su trayectoria escolar (6 años de escolaridad) con un máximo de 6 (seis) Actas labradas.

Sin perjuicio de ello, el Director podrá, en forma fundada, prescindir de este principio en aquellos casos en que excepcionales circunstancias así lo aconsejaren. La reiteración de la falta o la intensificación en gravedad y cantidad, deben ser consideradas por las autoridades del Establecimiento, el Consejo Escolar de Convivencia u otros Cuerpos.

  1. I)  DISPOSICIONES ACLARATORIAS RESPECTO DE LAS SANCIONES

I.1-La “separación transitoria o temporal” es un límite contundente para aplicar frente a situaciones de gravedad o ante reiteración de conductas contrarias al Sistema de Convivencia, sin que esto libere de la instancia siempre presente de análisis, diálogo y reflexión entre las partes. Puede alcanzar de uno (1) a tres (3) días y ser aplicada por dos (2) veces en cada ciclo lectivo con cómputo de inasistencia. Esta sanción no deberá ejecutarse sin la notificación fehaciente del representante legal del menor.

En todos los casos se citará a los padres para acordar con los mismos una instancia de diálogo y reflexión que deberá  realizar el alumno en el  período de separación y el cumplimiento de un plan de tareas pedagógicas que los docentes elaborarán en función de los contenidos que se desarrollen en el período de separación.

I.2-El cambio de división: con respecto a este ítems no es considerada una sanción en sí misma sino que es una medida a la cual se le dará tratamiento especial contextualizando la aplicación de la misma en pos de la optimización de la convivencia del alumno en la Escuela.

I.3-La Instancia de mediación  se aplicará en aquellos casos en que el Consejo de Convivencia  lo considere necesario o fuera solicitado por algún integrante de la Comunidad Educativa.

I.4-Las Acciones  reparatorias tendrán como finalidad subsanar una transgresión grave o muy grave al Régimen de Convivencia y a través de la reflexión lograr una mejor convivencia escolar. Artículo 5°  de la Reglamentación de la Ley 223.

A)Las “acciones reparatorias”  deben guardar relación con el daño causado.    

Debe promoverse la voluntad de reparación por parte del alumno y aplicarse sólo en los casos en que ésta se manifiesta. Se ejecutan bajo la orientación de un docente responsable, mediando previa conformidad de las partes y fehaciente notificación de los representantes legales del/los alumnos. La propuesta elaborada por el alumno o por las autoridades, no debe interferir en el cumplimiento normal de las obligaciones pedagógicas, pudiendo realizarse fuera de los días y sus horarios de clase.

Ejemplos:

  • Reparar materialmente el daño causado, reposición del elemento destruido  o arreglo cuando  sea posible. Limpieza  de lugares y objetos dañados. Reposición de plantas y cuidado del jardín. Devolución del objeto o reposición del valor en efectivo  y  pedido de disculpa.
  • En caso  que el daño   atente contra  alguna persona por discriminación y la falta de respeto  sobre algún aspecto físico o de conducta, por credo, por diferencias sociales, culturales y económicas. También por  falsedad en sus dichos y acusaciones.  Además en  circunstancias de agresiones físicas. Cuando los alumnos no respetan el derecho al estudio de los compañeros.
  • Pedido de disculpa pública  por la ofensa,  preparación de una clase rescatando el valor de la persona puesto en cuestión en la agresión. Producción de carteles  o folletos con mensajes en contra las diversas formas discriminatorias.
  • Preparar y exponer una clase alusiva a la transgresión que se ha cometido,  siendo supervisada por algún  docente/s  de la Institución.   Capitulo  I –  artículo  6° –  inciso C – Ley Nro. 223
  1. B) Toda solicitud de sanción deberá ser comunicada al alumno quien ejercerá el derecho a la defensa en forma oral o escrita ante la autoridad de aplicación.
  2. J) DISPOSICIONES PARA DOCENTES Y TUTORES:

Habiendo analizado las propuestas e inquietudes planteadas por la comunidad educativa,  luego de la consulta efectuada, interpretan que algunas de las opiniones y sugerencias, si bien no serian de inclusión en el presente Código de Convivencia,  ya que hacen al mantenimiento de elementales normas de respeto mutuo cuya practica favorecerían notablemente las relaciones interpersonales, ha considerado oportuno mencionar algunas de las actitudes que podrían evitarse, en atención a mejorar y equilibrar armónicamente las relaciones. A modo de ejemplo y según se ha sintetizado, podría mencionarse:

  • Así como los alumnos no deben agredir a ningún integrante de la comunidad educativa ni dirigirse en forma irrespetuosa, se aconseja, ya que así se lo ha manifestado por parte de los alumnos, idéntico  trato por parte de los profesores y los preceptores.
  •   Evitar, los profesores, la ingesta de infusiones o alimentos durante las horas de clase.
  • Evitar adoptar conductas de cuidado personal ( peinarse, mirarse al espejo) en clase. 
  •   Evitar  la lectura de diarios y uso de aparatos radiofónicos en el aula durante el  dictado de clases. 
  •   Evitar el uso de teléfonos celulares durante el dictado de clases. 
  •   Esmerar la higiene de los sanitarios. 
  • Evitar cambios de fechas  de examen preestablecidas. Los cambios de fecha que sean  excepción, no  una regla, cuando hay factores climáticos o sanitarios que condicionan la asistencia de los alumnos o de los profesores o cuando el profesor perciba que el grupo de alumnos no ha comprendido el tema y  requiere más tiempo de práctica para su asimilación.
  • Analizar, rever, ratificar o rectificar una decisión tomada cuando la misma genere un estado generalizado de reacción, alteración, rechazo o cuestionamiento por parte de otros actores de la comunidad educativa. En caso de considerarse necesaria una acción reparatoria, llevarla a cabo.

Teniendo en cuenta lo antes planteado a los fines de favorecer  las  relaciones  entre la Institución y las familias de los alumnos se sugiere que los tutores colaboren en el cumplimiento de la normativa institucional planteada en el presente Régimen de Convivencia y Reglamento institucional. Por lo que se les solicita:

  • Lectura y análisis del Documento que regula la Convivencia Escolar.
  • Participar en las actividades programadas por la Institución: actos, reuniones, talleres, etc.
  • Aquellas problemáticas que el Tutor así las considera, que surjan con su hijo/a, deberán ser planteadas dentro el ámbito escolar: como primera instancia si la problemática esta vinculada con algún espacio curricular se deberá generar una instancia de diálogo con el docente a cargo, antes o después de concluida la clase. Si la problemática esta vinculada a lo institucional, a la convivencia del alumno en la escuela: relación con sus compañeros, con los docentes; el tutor podrá solicitar una reunión con el Director quien evaluará la intervención del Gabinete de orientación educativa. En esta instancia el Tutor podrá solicitar la intervención de Gabinete sin solicitar una reunión con el Director.
  • Los tutores no deberán asumir conductas ofensivas ni de agresión: amenazas, insultos, acusaciones; hacia la persona de un alumno como así también a ningún otro miembro de la comunidad escolar, dentro del establecimiento o fuera del mismo.

Atento a lo expuesto en el presente Documento se propone respeto y cumplimiento de las normas que se establezcan por parte de toda la Comunidad  Educativa.